Páginas vistas en total

martes, 14 de diciembre de 2010

Trucos para AHORRAR en CASA

Usar bombillas de bajo consumo, poner burletes en puertas y ventanas o llamar por teléfono en los tramos horarios de tarifa reducida son algunas de las ideas que puedes poner en práctica para ahorrar algunos euros en tu presupuesto mensual.

La luz

Contrata la potencia y tarifa que más se ajusten a tus necesidades. Estudia detenidamente la tarifa nocturna; si tienes calefacción eléctrica, tal vez te resulte rentable.
Aprovecha la luz artificial sólo cuando sea necesario. No dejes la luz encendidas cuando salgas de la habitación.

Si el fluorescente va a estar apagado menos de 20 minutos, es mejor que lo dejes encendido. De esta forma, consumirás menos energía que encendiendo y apagando la luz varias veces.

Cambia las bombillas convencionales por otras halógenas de bajo voltaje o por lámparas fluorescentes compactas. Se obtiene el mismo nivel de iluminación, duran 8 veces más y ahorran hasta un 80% de energía.

Comprueba el consumo de los electrodomésticos en su etiqueta energética. Los niveles A y B son los más eficientes.

Utiliza cacerolas y sartenes de diámetro mayor que la zona de cocción y tapa las cazuelas para no desaprovechar calor. Se ahorra casi un 20% de energía.

Si usas vitrocerámica puedes aprovechar el calor residual apagando el fuego unos minutos antes.

La calefacción

Cuando compres una vivienda, presta atención a su orientación. Cuantas más horas de luz tenga, menos dinero gastarás en calefacción.

Durante el día, sube las persianas para que sol suministre luz y calor al hogar. Por la noche, bájalas, para reducir la pérdida de calor.

Si vas a cambiar las ventanas, pon unas que sean de doble acristalamiento.

Instala juntas o burletes en puertas y ventanas. Si tu casa está bien aislada puedes ahorrar hasta un 30% en calefacción.

Diez minutos son suficientes para ventilar una habitación.

Estudia la posibilidad de sustituir los radiadores eléctricos por acumuladores de calor para contratar la tarifa nocturna. El ahorro puede ser del 50% en calefacción..

La temperatura ideal para una vivienda es de 20 grados centígrados. Cada grado adicional supone un 5% más de consumo de energía.

El teléfono

Compara las tarifas de los distintos operadores para ver que compañía te resulta más económica.

Realiza todas las llamadas que puedas durante el horario de tarifa reducida y los sábados y festivos. Ahorrarás hasta el 50%.

Pide información a tu compañía sobre bonos y planes de descuento. Pueden suponer una disminución en la factura cercana al 45%.

El agua

Un grifo abierto gasta 5 litros de agua por minuto. Y uno que gotea puede suponer 60 litros de agua al día. Repara las fugas de agua rápidamente.
Sustituye el baño por la ducha. Consumirás la cuarta parte de agua y de la energía que requiere calentarla.

Aprovecha al máximo la capacidad de la lavadora y del lavavajillas. Así se reduce el consumo de agua, detergente y energía.

En la compra

Antes de salir de casa, elabora una lista de lo que necesitas. Compara los precios que para un mismo producto ofrece cada marca.

Haz una compra grande al mes o dos. Controlarás mejor lo que gastas y evitarás la tentación de comprar por impulso.

No abuses de la tarjeta de crédito y paga siempre que puedas en metálico. Casi siempre se gasta menos.

Aprovecha ofertas de productos no perecederos para llenar la despensa.

Adquiere marcas blancas de distribuidor, si te ofrecen garantías. Según el producto, son hasta un 25% más baratas.

Información: Terra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario