Páginas vistas en total

jueves, 18 de noviembre de 2010

Arquitectura sostenible y bioconstrucción

 

El acto de construir, de edificar...genera un gran impacto en el medio que nos rodea. La Bioconstrucción persigue minimizarlo en la medida de lo posible ayudando a crear un desarrollo sostenible que no agote al planeta sino que sea generador y regulador de los recursos empleados en conseguir un hábitat saludable y en armonía con el resto.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
A la hora de diseñar una casa es tan fundamental conocer nuestras necesidades como las características del entorno donde se va ha ubicar la vivienda. El objetivo de nuestro hogar debe ser protegernos de las temperaturas extremas, de la humedad, de los vientos y de las precipitaciones, pero también facilitar el intercambio con el medio ambiente. Todo esto determinará el grado de bienestar y comodidad que nos ofrecerá nuestra vivienda.
UBICACIÓN, ORIENTACIÓN Y ENTORNO
Cada clima genera un tipo de arquitectura y nuestra casa debe estar diseñada y orientada adecuadamente para aprovechar las ventajas de éste. Con una correcta zonificación de la vivienda conseguimos optimizar el consumo energético durante todo el año, minimizando las pérdidas de calor en invierno y protegiéndonos de éste en verano.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
Es importante una adecuada distribución de espacios, atendiendo a consideraciones bioclimáticas, de ahorro energético y funcionales, con acristalamientos, paredes y suelos de alta inercia térmica al Sur y estancias de poco uso al Norte.
arquitectura sostenible y bioconstruccionLos espacios donde pasemos una gran parte del día, como el salón comedor, el despacho y la cocina, deben orientarse hacia el sur, mientras que los cuartos de baño, despensas y trasteros, que no necesitan luz natural, deben orientarse hacia el norte. De este modo, las habitaciones menos utilizadas amortiguan la temperatura de las zonas más caldeadas. Idealmente, los dormitorios deberían recibir la luz matinal. Para ello, deberían estar al este de la vivienda, o, si no, tener claraboyas convenientemente orientadas.
La vegetación también contribuye considerablemente a crear un entorno saludable: renueva el oxígeno y regula la humedad ambiental. El uso de la vegetación exterior, por ejemplo en el jardín, permite regular la captación solar de la vivienda y formar colchones acústicos para aislar zonas de distinto uso.
En la elección del terreno y para la correcta ubicación de la casa, debemos tener en cuenta los estudios que realiza la geobiología, que permite cartografiar un área y determinar la existencia de zonas geopatógenas, es decir, aquellas que presentan un mayor riesgo para la salud, porque en ellas se producen fenómenos electromagnéticos que al coincidir con otras perturbaciones naturales (un curso de agua, una falla) o artificiales, resultan perjudiciales.
Construir una vivienda debe responder a la actitud de integración y no de ocupación. Es muy importante tener en cuenta los estilos arquitectónicos tradicionales de la zona, las construcciones adyacentes, la armonía de formas constructivas además de la morfología del terreno.

LA ELECCIÓN DE LOS MATERIALES

Es esencial para el bienestar de los habitantes y para el medio ambiente utilizar los materiales adecuados a la hora de construir nuestra vivienda.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
La calidad biológica de los materiales es extremadamente importante: no deben ser tóxicos, su nivel de radioactividad debe ser bajo, no deben acumular electricidad estática, deben tener capacidad de aislamiento, conservar el calor o frío para crear un clima interior estable, transpirables y capaces de absorber, retener y evaporar la humedad.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
Por otro lado, desde el punto de vista de Arquitectura Sostenible es muy importante conocer el impacto medioambiental de los materiales escogidos,  teniendo en cuenta que no transmitan elementos tóxicos o contaminantes al agua, que reduzcan las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, que sean reutilizables y reciclables y controlar el gasto energético asociado a toda la vida útil de los mismos.

DISEÑO PERSONALIZADO Y DISTRIBUCIÓN DE ESPACIOS

A la hora de diseñar nuestra casa, además de tener en cuenta la ubicación, el entorno, la orientación y los materiales utilizados, es vital adecuarla a nuestras necesidades.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
La vivienda debe adaptarse y servir para desarrollar en ella nuestra forma de vida.  El tamaño de los espacios, las formas, los colores, juegan un papel muy importante a la hora de crear el entorno más adecuado para vivir. Los materiales naturales también nos ayudan a crear un entorno cálido, amable y saludable.
Es mucho más importante la distribución de espacios dentro de la vivienda que no los metros cuadrados de que dispongamos. En función de las actividades a desarrollar en ella, de si trabajamos en casa o no, de si tenemos hijos, pareja o vivimos solos, las necesidades son diferentes. Podemos requerir habitaciones más grandes, más pequeñas, espacios comunes más grandes, un baño, dos… es por tanto imprescindible analizar nuestra forma de vida y necesidades para diseñar la casa que nos haga sentir mejor y la vida más fácil y cómoda.
arquitectura sostenible y bioconstruccion
También debemos pensar a la hora de distribuir los espacios, la capacidad de que éstos se adopten a nuevas situaciones. Nuestra vida va cambiando a lo largo del tiempo, tenemos hijos, crecen, se van, envejecemos, tenemos personas mayores a nuestro cargo… por esta razón pensar en los distintos usos que daremos a los espacios a lo largo del tiempo nos ayudará a organizar de forma óptima la distribución de la vivienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario